Déjenos sus datos y en breve nos pondremos en contacto con usted
He leído el aviso de privacidad y acepto los términos y condiciones. Soy mayor de 18 años.
Qué es la conjuntivitis, cómo se contagia y cómo tratarla

Todo el mundo está convencido de que debe cuidar su salud. Hay quien lo hace de una manera más activa, pero, en muchas ocasiones, la salud visual no tiene la relevancia que debería. Por lo general el cuidado de los ojos se limita a prevenir la fatiga visual, y es un muy buen comienzo, pero uno de los padecimientos más habituales, desafortunadamente, no cuenta con la misma relevancia: la conjuntivitis.

Conjuntivitis: ¿Cuál es su origen?

Conjuntivitis es el término para referirse a una variedad de afecciones que implican la inflamación o infección de la membrana que recubre los párpados y la conjuntiva, es decir, la parte blanca del ojo. Ésta por lo general tiene un origen viral, bacteriano o alérgico, y en la mayoría de los casos, es una enfermedad autolimitada, es decir que su combate lo lleva a cabo el propio organismo, desarrollando defensas específicas. Sin embargo, en ciertos casos, la conjuntivitis puede progresar, provocando graves complicaciones.

Síntomas

  • Enrojecimiento en la parte blanca del ojo
  • Aumento en la lagrimación
  • Secreción blanca, amarillenta o verdosa
  • Picazón
  • Ardor
  • Mayor sensibilidad a la luz y
  • Sensación de arena dentro del ojo

En este contexto, su diagnóstico y tratamiento puede llevarse a cabo por un médico general que, dependiendo de su origen, recomendará el tratamiento más indicado y los síntomas pueden mantenerse hasta 14 días cuando su origen es viral.

¿Cómo se contagia?

Además de los factores que hemos mencionado ya (virus, bacteria o alergia), hay otras causas, como pueden ser infección por contacto con sustancias químicas o uso inadecuado de lentes de contacto, cuerpos extraños en el ojo, hongos y amebas y parásitos.

En todos los casos el contagio se da a través del contacto cercano con un paciente infectado, ya sea por darle la mano o por usar artículos de uso personal como toallas, cosméticos, pañuelos o almohadas.

Aun cuando es una enfermedad contagiosa, los médicos suelen permitir que el paciente siga con su vida normal, únicamente cuidando las medidas de higiene básicas y evitando el contacto cercano con otras personas.

¿Cuál es su tratamiento?

Consultar a un médico es una recomendación que aplica para todas las enfermedades y padecimientos, sin embargo la conjuntivitis, por su carácter autolimitativo, normalmente no requiere tratamientos más allá de la aplicación de compresas frías o la aplicación de soluciones hidratantes, que pueden comprarse sin receta. Hay casos en los que el médico puede recomendar algún antibiótico, cuando el origen es bacteriano.

Por otro lado, hay señales que indican que la visita al médico es necesaria:

  • Dolor ocular
  • Sensibilidad extrema a la luz o visión borrosa
  • Enrojecimiento intenso de los ojos
  • Cuando el sistema inmunitario está debilitado por algún otro padecimiento o tratamiento
  • Si existen afecciones preexistentes en los ojos

En el caso de la conjuntivitis viral, el tratamiento consta principalmente de antivirales. Para la conjuntivitis bacteriana se utilizan antibióticos, ya sea como pomadas tópicas o gotas. Finalmente, en el caso de la conjuntivitis alérgica normalmente se combate eliminando el alérgeno del ambiente, sin embargo, también puede reforzarse con antihistamínicos y vasoconstrictores tópicos, que son medicamentos regulados, por lo que requieren receta para su venta.

Sea cual sea el origen de la conjuntivitis, recuerda que el médico es el especialista calificado para su diagnóstico y tratamiento. Consúltalo a los primeros síntomas.

¿Cómo evitar la conjuntivitis?

  • Evitar tocar o frotarse los ojos
  • Lavar las manos frecuentemente con agua y jabón, sobre todo cuando se ha tenido contacto con alguien que padece conjuntivitis o cualquier otra afección viral o bacteriana
  • Evitar compartir artículos de uso personal como toallas, maquillaje, gotas para los ojos, ropa de cama, lentes de contacto o sus contenedores, así como anteojos.
  • Llevar a cabo la correcta limpieza de lentes de contacto y reemplazarlos de acuerdo con las recomendaciones del médico oculista
Cuando uno de los ojos está infectado:
  • Evitar usar los mismos productos en ambos ojos (gotas, artículos de maquillaje, contenedores de lentes de contacto)
  • Restringir el uso de lentes de contacto hasta que el médico lo indique

Aunque contraer conjuntivitis es relativamente fácil, su prevención lo es mucho más, por eso en Nadro te invitamos a mantener tu salud, incluyendo uno de los sentidos más valiosos: la vista.

Fuentes:

https://www.imss.gob.mx/sites/all/statics/guiasclinicas/035GER.pdf

https://www.gob.mx/salud/articulos/la-conjuntivitis-un-padecimiento-controlable